El registro en la Propiedad Intelectual y su importancia

¡Hola!
Seguro que más de uno de los que estáis leyendo estas líneas tenéis inquietudes creativas. Quizás os gusta escribir, o dibujar, o ambas cosas. ¿Es así? Estupendo, porque quizás esta entrada os interese.Nota: hemos editado esta entrada añadiendo algunas apreciaciones y comentarios de los lectores. ¡Gracias! Nos encanta la interacción con vosotros y que entre todos enriquezcamos los contenidos. Esperamos que sean útiles para muchos de vosotros.
Como ya sabéis, Internet es un poderoso vehículo de comunicación e intercambio de información. Es maravilloso poder subir la historia en la que tanto tiempo has estado trabajando a una web para que otros la lean, o enviársela a una editorial por medio de un correo electrónico, pero, antes de hacerlo, ¿has asegurado tu autoría? ¿Tienes forma de demostrar que esa obra es tuya?
Imagina por un instante que subes tu obra gratis a la red, o que la envías a un concurso de una editorial sin registrarla previamente, y que al cabo de un tiempo, ves que se acaba de publicar un libro que es un éxito de ventas, de un autor X (llamado, por ejemplo, Pepito de los Palotes). Lees la sinopsis y te resulta muy familiar… Y le echas un vistazo y te das cuenta de que esa historia… ¡es la tuya!
Pero no la registraste. Otra persona tuvo la picardía de tomarla “prestada” y la registró a su nombre. ¿Y ahora? ¿Qué haces? ¿Cómo demuestras que no es así?
Sin duda, sería una situación muy complicada y frustrante. Pero tranquilos, porque tiene una sencilla solución.
Hoy en día, es muy sencillo declarar tu autoría sobre una obra. Sin ir más lejos, en Internet dispones de varias herramientas online y gratuitas.
La más conocida a nivel internacional es Creative Commons. Mediante esta plataforma el autor escoge e indica bajo qué licencia quiere que se comparta su obra. Por ejemplo, puedes indicar que tu obra puede ser compartida libremente pero sin que otras personas saquen provecho económico, y siempre citando que el autor de dicha obra (un relato, por ejemplo) eres tú. Os recomendamos que os deis una vuelta por la web oficial de Creative Commons España para más información.

 

Hay otras muchas herramientas para indicar la autoría, como Safe Creative. Repasarlas todas nos llevaría muchas páginas. Sin embargo, a día de hoy la única manera totalmente fiable, y completamente válida a niveles jurídicos, es el Registro en la Propiedad Intelectual. Nos vamos a ceñir al trámite en España. Suponemos que en otros países será similar. Si algún amigo o amiga de fuera de España quiere compartir sus experiencias al registrar su obra en la Propiedad Intelectual de su país con un comentario, ¡será bienvenido!El trámite es muy sencillo y en la web oficial del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte encontraréis todo lo necesario, pero os vamos a facilitar la tarea y a resumirlo aquí:

– Tenéis que imprimir una copia de vuestro manuscrito, pues la tenéis que entregar en papel. El texto ha de ser legible (lo recomendable es que esté escrito a ordenador, con interlineado doble y un tipo de letra sencillo). Tiene que tener una portada (muy sencilla, simplemente el título y vuestro nombre completo), las páginas tienen que estar numeradas y se puede entregar con el texto impreso por las dos caras). Tiene que ir bien encuadernado (os recomendamos que lo encuadernéis con tapas de plástico duras y espiral).

– En el caso de que vuestra obra sea literaria (una novela, una recopilación de relatos, etc.), tenéis que llevar impresos en papel y cumplimentados dos formularios: Autores 1 A-T (autores, titulares),  y Obra literaria y científica.

– Tenéis que ir a la oficina del Registro de la Propiedad Intelectual que os corresponda (podéis consultar cuál es la vuestra aquí) con la copia en papel del manuscrito y los dos formularios.

– Una vez en la oficina, os pedirán que vayáis a una sucursal bancaria a hacer el ingreso de las tasas correspondientes. Las tasas varían según la comunidad autónoma en la que os encontréis.

– Cuando hayáis regresado a la oficina con el documento del banco por el que se justifica que habéis hecho el ingreso, ellos podrán terminar el trámite y… ¡voilá, ya seréis oficialmente los autores de vuestra obra!

El registro es voluntario, no es obligatorio, pero como os dijimos antes, a la hora de verdad, es la única vía segura que tenéis para demostrar la autoría sobre vuestro trabajo. Y como dice el dicho, más vale prevenir que curar.

La entrada El registro en la Propiedad Intelectual y su importancia ha sido publicada en el Blog de Ediciones Babylon

Share Button

3 thoughts on “El registro en la Propiedad Intelectual y su importancia”

  1. En realidad con Creative Commons no se registra una obra, sino que se conceden licencias de uso; son dos cosas diferentes.
    Del mismo modo, existen alternativas al Registro de Propiedad Intelectual (y según para qué, incluso mucho más factibles) de registro para obras, como Safe Creative.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *